SEO/BirdLife lanza la campaña ‘Aves y Cristales’ para concienciar sobre la mortalidad de aves por colisión contra cristales

– La colisión contra cristales es una amenaza silenciosa que podría estar causando la muerte de miles de aves cada año en España

MADRID, 23 (SERVIMEDIA)

SEO/BirdLife presentó este martes la campaña ‘Aves y Cristales’, con el objetivo mejorar el conocimiento sobre la colisión de aves contra cristales en España. Esta iniciativa permitirá dimensionar la amenaza y sensibilizar sobre esta problemática a la sociedad y a los responsables de las infraestructuras, para que tomen medidas correctoras y preventivas.

Aunque no hay muchos estudios al respecto en España sobre este problema, el estudio ‘Colisión de aves contra cristales’, realizado en una ciudad de la costa mediterránea ibérica durante la migración otoñal, registró un total de 193 aves muertas por colisión de 17 especies diferentes desde 2012 a 2015 en un único edificio de Tarragona.

De hecho, SEO/BirdLife recibe decenas de denuncias cada año por este motivo. En el último año registraron cerca de 30 casos, siendo los lugares más frecuentes las pistas de pádel y los edificios de cristal, muchos de ellos públicos.

Además, según los datos oficiales de los Centros de Recuperación de Fauna de las comunidades autónomas entre 2008 y 2018 se produjeron más de 1.000 entradas de animales colisionados contra cristaleras de más de 100 especies diferentes, lo que seguramente suponga solo la punta del iceberg de las cifras reales, ya que solo un pequeño porcentaje de las aves colisionadas son halladas y trasladadas a un centro oficial.

COLABORACIÓN CIUDADANA

Para colaborar basta con prestar atención a los alrededores de los edificios e infraestructuras de cristal por los que se transite para detectar posibles aves colisionadas y registrar los hallazgos a SEO/BirdLife a través de la aplicación móvil ‘Mortalidad en Infraestructuras’. También se pueden comunicar hallazgos puntuales o realizar recorridos periódicos o esporádicos por alguna estructura por la que se transite habitualmente, lo que permitirá a la organización realizar una valoración de la peligrosidad de la misma.

Además de subir la información a la App, SEO/BirdLife recomienda a las personas colaboradoras que informen del hallazgo y de la amenaza que supone para la avifauna a los responsables de la infraestructura. También invitan a los ciudadanos a que escriban a SEO/BirdLife, para facilitar todos los datos posibles (fecha del hallazgo, número y especies afectadas, datos del propietario de la infraestructura, etc.), a través de la siguiente dirección de correo electrónico, ‘biodiversidadurbana@seo.org’.

«La acción ciudadana es fundamental para actuar frente a este tipo de amenazas. En muchas ocasiones los responsables desconocen totalmente el problema y ser conscientes del mismo sirve para que tomen medidas. En el caso de encontrar un ave viva, la recomendación es llevarla al centro de recuperación de fauna silvestre más cercano», señaló la responsable de Biodiversidad Urbana de SEO/BirdLife, Beatriz Sánchez,

Ya con la información obtenida, SEO/BirdLife realizará un informe sobre la incidencia de esta amenaza en España, cuando exista un volumen de información suficiente. Además, solicitará la adopción de medidas tanto a los responsables de las infraestructuras como a las administraciones públicas y a las empresas de los sectores relacionados con esta problemática (fabricantes de vidrio, constructores de pistas de pádel, etc.).

AMENAZA SILENCIOSA

A nivel global, la colisión contra cristales es reconocida como una importante amenaza, que provoca la muerte de millones de aves cada año en zonas construidas. A pesar de esto, es un fenómeno poco estudiado en Europa y las referencias más conocidas son las estimaciones realizadas en Norteamérica, donde es reconocida como una de las principales causas de mortalidad directa provocada por el ser humano. 

Un estudio de 2014 realizado por el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de EEUU y la Institución Smithsonian estimó que entre 365 millones y mil millones de aves mueren anualmente por colisiones de edificios en los EEUU. Según las estimaciones del gobierno canadiense, en ese país las colisiones con cristales matan entre 16 y 42 millones de aves al año.