Plantan 2.500 árboles en Galicia para ayudar a la «salud respiratòria» y del planeta

– Las especies autóctonas plantadas permitirán la generación de biodiversidad en los terrenos deforestados

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y Chiesi España han puesto en marcha una iniciativa medioambiental para contribuir a la «salud respiratoria» de las personas y el planeta que consiste en la plantación de 2.500 árboles en la provincia de Pontevedra, uno por cada uno de los asistentes al 55º congreso de la Sociedad, celebrado el pasado junio.

El objetivo es «impactar de manera positiva sobre la salud respiratoria y la salud del planeta», cuidando el medio ambiente como factor fundamental para la salud respiratoria, según los organizadores de la campaña.

La plantación se realizará en Galicia, una región que en los últimos años ha sufrido ante importantes incendios. «La plantación de 2.500 árboles de especies autóctonas, permitirá la generación de biodiversidad en los terrenos deforestados».

El presidente de la Separ, el doctor Francisco García Río, aseguró que el objetivo es «colaborar en la prevención de las enfermedades respiratorias, lo que nos lleva también a comprometernos con la mejora del entorno medioambiental para mejorar la calidad de vida de las personas».

Por su parte, el director general de Chiesi España, Giuseppe Chiericatti, señaló que «acciones como esta plantación de árboles son un ejemplo del compromiso con la salud de las personas y la del planeta. Como empresa B Corp (compañía que están construyendo una economía más inclusiva y sostenible), tenemos marcados objetivos muy ambiciosos en sostenibilidad, que se construyen con todas las acciones que vamos desarrollando en nuestro día a día».

Quizás también te interese:  Las enfermeras instan a contar con las especialistas en salud mental para luchar contra el "actual abuso de antidepresivos"

La plantación se está realizando con la colaboración de CO2 Revolution, una organización que ayuda a la creación de ecosistemas «completos y sostenibles», mediante la plantación de un perímetro de especies frondosas diferentes para crear una barrera natural y ecológica frente a un posible incendio.

Por ello, la plantación se centrará en cinco ejes: la regeneración de zonas incendiadas y deforestadas con ecosistemas completos; la mitigación del impacto ambiental negativo de la sociedad; la generación de empleo local en zona rural; la inclusión laboral de personas en riesgo de exclusión y discapacidad; y, por último, el impulso de la economía, el turismo y el desarrollo de la zona.