CCOO reclama a las empresas planes de prevención y protocolos de actuación ante la discriminación de las personas lgtbi en el trabajo

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

CCOO conminó este miércoles a las empresas a activar planes de prevención y protocolos de actuación que permitan hacer frente a los riesgos psicosociales a que se exponen las personas lgtbi una vez que explicitan su orientación sexual en su puesto de trabajo.

Lo hizo en una rueda de prensa en la que su secretaria confederal de Mujeres, Igualdad y Condiciones de Trabajo, Carolina Vidal, y su secretario confederal de Salud Laboral y Sostenibilidad Medioambiental, Mariano Sanz, presentaron el informe ‘La LGTBIfobia desde la prevención de riesgos laborales’.

En su intervención, Carolina Vidal atestiguó que la mayoría de las personas pasan «muchas horas trabajando», y es durante ese tiempo cuando se produce «una gran parte de la capacidad de socialización» de las mismas, por lo que «el respeto y la ausencia de discriminación es clave para que podamos desenvolvernos y desarrollarnos socialmente».

En ese sentido, evocó que el ‘Eurobarómetro sobre Discriminación’ expone que el 86% de los europeos afirma no tener ningún tipo de problema en compartir trabajo con personas lgtbi, una cifra que es del 81%, en el caso de tener como compañeros a personas trans.

A pesar de ello, los sondeos elaborados por el movimiento asociativo de las personas lgtbi ponen de manifiesto que el 26% de éstas oculta su orientación sexual en el trabajo, y dos de cada diez denuncian que son discriminadas.

Carolina Vidal denunció que «ocultarse, aplazar significar su identidad, renunciar a comportarse libremente cómo son» es la única opción que les queda a las personas de este colectivo para no verse «segregadas en el acceso al empleo», como les ocurre a las personas trans, el 80% de las cuales no tiene trabajo.

Ante esta situación, llamó a «saber llevar a la negociación colectiva» un llamado a las patronales para lograr «remover los obstáculos» que se encuentran estas personas en su transitar laboral con el objetivo de que, «por acción u omisión, no sean discriminadas».

Quizás también te interese:  El Consejo Audiovisual de Cataluña premia un trabajo de investigación sobre audiodescripción para personas con discapacidad visual

Esto le sirvió para transmitir a las empresas la importancia de que entiendan que «existen riesgos psicosociales y riesgos a las personas por identificarse» sexualmente y actúen en consecuencia, ya que «la identidad sexual, la diversidad familiar, la identidad y la identificación de lo que queremos ser» no pueden «quedarse en las taquillas ni en las puertas» de los centros de trabajo.

Por su parte, Mariano Sanz reconoció que la inclusión de los problemas relacionados con la identidad sexual constituye un «tema novedoso» en el marco de la prevención de riesgos laborales.

Tras este preámbulo, reseñó que los riesgos psicosociales que afrontan las personas lgtbi en sus centros de trabajo «afectan fundamentalmente de manera individual», a pesar de lo cual instó a abordarlos desde «la acción colectiva», en general, y desde «las relaciones laborales y la prevención de riesgos laborales», en particular.

Mariano Sanz apostó por «incluir dentro de los planes de prevención de riesgos laborales evaluaciones de riesgo psicosocial, para medir el origen, limitar y controlar» cualquier tipo de discriminación y acoso derivados de la orientación sexual y la identidad de género de los trabajadores.

También comentó la idoneidad de desarrollar protocolos de actuación ante la aparición de este tipo de casos y la articulación de canales de denuncia «con las garantías suficientes» para que «los trabajadores sientan el amparo desde su empresa».

Por último, expuso que un ejemplo de buenas prácticas en este sentido es el convenio del metal firmado esta semana en Álava, que incluye un protocolo de atención específico para afrontar los problemas de tipo psicosocial de las personas lgtbi en el trabajo.