Arranca la campaña ‘El diagnóstico precoz parte de ti’ para concienciar sobre varias enfermedades

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

Barcelona acoge la campaña ‘El diagnóstico precoz parte de ti’ para concienciar sobre la enfermedad renal crónica (ERC), la insuficiencia cardíaca (IC) y la diabetes tipo 2 (DM2), organizada por AstraZeneca con el aval de varias sociedades científicas y asociaciones de pacientes.

Con motivo de la celebración el 9 de mayo del Día Mundial de la Insuficiencia Cardíaca, AstraZeneca ha reanudado su campaña ‘El diagnóstico precoz parte de ti’ en Barcelona, con el aval de la Asociación para la Lucha Contra las Enfermedades Renales (Alcer), Cardioalianza, la Federación Española de Diabetes (FEDE), Sociedad Española de Nefrología (SEN), Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y la Fundación redGDPS.

La iniciativa, que ya tuvo lugar en Madrid en marzo, llega ahora a Barcelona con el objetivo de concienciar sobre la importancia de la detección temprana de las enfermedades cardiorrenales como la Enfermedad Renal Crónica, Insuficiencia Cardiaca y Diabetes tipo 2.

En este sentido, hoy y mañana estará estacionado un autobús en la Plaza de la Universidad de Barcelona, donde profesionales sanitarios realizarán unas sencillas pruebas para saber si las personas que asistan tienen probabilidad de padecer este tipo de enfermedades. Además, informarán sobre estas patologías a cada uno de los ciudadanos que se acerquen al autobús.

TRES ENFERMEDADES

En España, más del 20% de los pacientes tienen comorbilidad de las tres enfermedades. Más del 40% de los pacientes con insuficiencia cardiaca tienen enfermedad renal crónica y cerca de un 40% de los pacientes hospitalizados por insuficiencia cardiaca tienen diabetes.

En este sentido, el jefe del servicio de Cardiología del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, el doctor Ignacio Ferreira, destacó que «la insuficiencia cardiaca es una enfermedad del presente, pero, sobre todo, del futuro, al estar estrechamente relacionada su incidencia con el aumento de la esperanza de vida. Sin embargo, la buena noticia es que su detección en estadios precoces puede retrasar su evolución a estadios más avanzados y, en ocasiones, revertirla».

Quizás también te interese:  La Sociedad Española de Neurología pide cuidar la salud cerebral

«Esto es especialmente importante para el control de los síntomas y la causa del deterioro en la calidad de vida. Una vez establecida la IC puede afectar a numerosos sistemas del organismo, pero especialmente al riñón y, viceversa, el deterioro de la función renal puede complicar la IC. Por todo ello, son importantes este tipo de campañas de concienciación», añadió.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Enfermos Renales de Cataluña (ADER), Tono Tombás, aseguró que «estas campañas son muy importantes para que la población general conozca la relación existente entre la enfermedad renal crónica, la insuficiencia cardiaca y la diabetes».

DESCONOCIMIENTO DE LA ENFERMEDAD

«Son muchas las personas que desconocen esta correlación entre las tres patologías. Es necesario su detección precoz y que los profesionales sanitarios realicen las pruebas necesarias para evitar su avance y complicaciones en el pronóstico del paciente», indicó.

En España, la insuficiencia cardiaca afecta al 1,89% de la población de 18 años o más, aunque se dispara al 9% en mayores de 80 años; uno de cada siete adultos convive con ERC y se estima que aproximadamente el 13,8% de la población española adulta padece diabetes.

La aparición de la ERC es un factor determinante en el aumento del riesgo de IC, ya que el corazón y el riñón están estrechamente conectados mediante complejos mecanismos. Cuando la IC y la ERC se presentan simultáneamente, esto se asocia con un incremento en el riesgo de mortalidad de las personas con DM2.

Por ello, subrayó la directora de Relaciones Institucionales de AstraZeneca España, Pilar Pasarón, que «es fundamental llevar a cabo un abordaje integral de los factores de riesgo compartidos de las enfermedades cardiovasculares, renales y metabólicas, así como su detección precoz, evitando que el pronóstico del paciente empeore».