Una de cada cinco empresas afronta con frecuencia procesos de selección que duran más de tres meses

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)

Las dificultades crecientes para encontrar perfiles para cubrir vacantes provocan que alrededor de una de cada cinco empresas en España afronte habitualmente procesos de selección que duran tres o más meses, mientras que entre los obstáculos que dificultan la contratación el 80% menciona motivos relacionados con la escasez de talento.

Así se desprende de un estudio de InfoJobs, que recuerda que, según datos del Banco de España, el 35% de las empresas españolas experimentaron una escasez de mano de obra y de talento en el primer trimestre de 2023, un porcentaje levemente superior (1,2 puntos porcentuales) al del trimestre pasado.

De acuerdo con el estudio de InfoJobs, pese a que, por lo general, los procesos para elegir un candidato duran menos de un mes o hasta dos meses (38% y 30%, respectivamente, en empresas que tienen estos casos habitualmente), una de cada cinco lleva a cabo de forma habitual procesos de selección de tres meses o más. Esta cifra se incrementa hasta el 49% si se cuentan aquellas compañías que tienen al menos un caso esporádico en el que el proceso se alarga más de dos meses.

En relación al tamaño de la empresa, lo habitual es que los procesos de selección entre las más grandes duren hasta dos meses (casi el 50% de estas aseguran que es inferior a un mes). Sin embargo, hasta un 59% de las compañías de esta tipología tienen casos en los cuales la duración se alarga más de tres meses de forma esporádica o habitual, un porcentaje muy superior al de las microempresas y las empresas pequeñas (42% y 47% de menciones, respectivamente).

De entre las empresas que declaran tener algún caso esporádico o habitualmente de tres meses o más, ocho de cada diez mencionan que sus dificultades de contratación se vinculan directamente con algún motivo relacionado con la escasez de talento. Entre los impedimentos principales a la hora de contratar aparecen la falta de competencias técnicas (54%), la escasez de candidatos en el mercado laboral (47%) y la falta de habilidades sociales requeridas para el puesto en cuestión (36%).

La escasez de talento es un fenómeno que se da a nivel general independientemente del tamaño de la empresa. No obstante, se concentra sobre todo en las empresas de 50 empleados o más (87% de las menciones frente al 80% en pequeñas empresas y el 81% en microempresas), que atribuyen en mayor medida la dificultad de cubrir las vacantes a carencias de la propia oferta como las condiciones laborales, según la encuesta del portal de empleo.

Quizás también te interese:  Cofides y el fondo soberano de Omán suscriben 100 millones para invertir en empresas españolas

SECTORES

Asimismo, las compañías pertenecientes al sector primario y secundario son las que más escasez de talento padecen (87%), frente al 81% en el terciario y 82% en el cuaternario y quinario).

Sin embargo, la oferta de puestos que requieren mayor exigencia en comparación con el resto de sectores se manifiesta en aquellas compañías de sectores punteros (cuaternario y quinario): el 19% indica que el puesto requería el dominio de uno o varios idiomas concretos, frente al 9% del primario y secundario, y al 13% del terciario, Además, el 18% declara que eran puestos con grandes responsabilidades (frente al 11% del primario y secundario, y el 11% del terciario).

MEDIDAS

De acuerdo con la encuesta de InfoJobs, el 91% de las empresas que experimenta un difícil proceso de contratación de tres meses o más llevan a cabo medidas y soluciones para abordar el problema. Las principales son la diversificación de fuentes de reclutamiento (52%), el cambio de las condiciones de la oferta (31%) y la negociación con el candidato para adecuar la oferta a sus necesidades (29%).

En contraposición, el trabajo en remoto como medida para cubrir vacantes es utilizada por solo el 10% de las empresas, casi el mismo porcentaje que representan aquellas compañías que no llevan a cabo ninguna medida (9%).

Respecto a las medidas más eficientes para cubrir las vacantes más difíciles, la formación interna de los propios empleados registra el 87%. Sin embargo, solo el 13% de las empresas la llevan a cabo. Le siguen la diversificación de las fuentes de reclutamiento (83%) y el cambio de las condiciones de la oferta (83%, que alcanza el 90% en las empresas del sector cuaternario y quinario).

En relación al tamaño de la compañía, las empresas más grandes son las que aplican más medidas para abordar la dificultad de contratación, destacando la diversificación de fuentes de reclutamiento (66%) y la mejora de las condiciones de la oferta (38%).