Sociedades científicas y pacientes lanzan un manifiesto para concienciar sobre el uso de los autoinyectores de adrenalina

– Los niños con anafilaxia deben disponer de dispositivos de adrenalina autoinyectable en casa y en el colegio

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

Las principales sociedades científicas y asociaciones de pacientes relacionadas con el tratamiento de la alergia presentaron este miércoles un manifiesto para pedir más igualdad en el acceso a los autoinyectores de adrenalina (AIA), vitales para los pacientes alérgicos que sufren episodios de anaflilaxia, la reacción más grave.

Esto es importante porque el paciente debe llevar siempre consigo dos autoinyectores de adrenalina para poder reaccionar ante un episodio de anafilaxia. Su manifestación extrema es el shock anafiláctico, que coloca al paciente en un riesgo inminente de muerte por la caída abrupta de la presión sanguínea.

Por esa razón, en el manifiesto recomiendan incluir los autoinyectores en el listado de medicamentos ATC de aportación reducida «para lograr una mejor adherencia y salvar vidas» y advierten que «no debería haber personas anafilácticas de primera o de segunda en función de su nivel de renta».

Además, los firmantes de este documento denunciaron que actualmente tienen más posibilidades económicas de adquirir uno o dos AIA «aquellas personas o familias con rentas medias o altas.»

El doctor José Domingo Moure González, coordinador del Grupo de Trabajo de Anafilaxias de Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica, advirtió de que las dificultades en el acceso a los autoinyectores de adrenalina tienen un fuerte impacto psicológico en las familias, provocando angustia y ansiedad.

«Los niños con anafilaxia deben disponer de dispositivos de adrenalina autoinyectable siempre a su alcance, tanto en casa como en el colegio», destacó el pediatra alergólogo.

Quizás también te interese:  La Reina asegura que la salud mental "nos importa a todos" y "todos estamos implicados"

A este respecto, el doctor Pedro Ojeda, vocal de la junta directiva de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, explicó que «la anafilaxia es una enfermedad crónica subyacente, puesto que nunca se sabe cuándo el alérgico va a entrar en contacto con el estímulo desencadenante de la anafilaxia, la necesidad de llevar consigo dos AIA es una necesidad crónica.»

PRIORIDAD SANITARIA

Las sociedades firmantes del manifiesto señalaron que «debería ser una prioridad» para el Ministerio de Sanidad y de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios adoptar las medidas necesarias para garantizar un suministro seguro y estable de los autoinyectores de adrenalina, y que además tengan un precio razonable.

Así lo consideraron la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica; la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica; la Asociación Española de Personas con Alergia a Alimentos y Látex; la Asociación Andaluza de Alergia a Alimentos; la Asociación de Alergia Alimentaria de Canarias; la Asociación Basada en la Lucha de los Alérgicos Alimentarios de Valladolid; la Asociación Extremeña de Alérgicos a Alimentos y la Asociación de Alérgicos a Alimentos de Guadalajara.

Por último, recordaron que la anafilaxia es la reacción alérgica más grave que puede ocurrir a las personas alérgicas a los alimentos, los medicamentos, las picaduras de los himenópteros o el látex.