Los otorrinolaringólogos presentan la campaña ‘5 segundos sin voz’ para «concienciar» sobre la importancia de cuidarla

– Según su último estudio, maestros de Infantil y Primaria son los profesionales que más enfermedades de la voz padecen

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

La Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (Seorl-CCC) presentó este jueves la campaña ‘5 segundos sin voz’ para «concienciar» sobre las patologías que la afectan y la importancia de cuidarla. Según su última investigación sobre la revisión de varios estudios, maestros de Infantil y Primaria son los profesionales que más enfermedades de la voz padecen.

En la campaña, que se enmarca en la Semana de la Voz con motivo de la celebración, el 16 de abril, del Día Mundial de la Voz, participan actores, cantantes, locutores de radio y televisión, que reflexionan sobre las consecuencias de las enfermedades de la garganta y lo que significaría «un mundo sin voz», según explicó en la rueda de prensa de presentación el presidente de la comisión de Laringología, Voz, Foniatría y Deglución de esta organización, Juan Carlos Casado.

El experto presentó las principales conclusiones del ‘Informe sobre las profesiones de mayor riesgo para la voz’, realizado por la Seorl-CCC, y manifestó que una de cada 13 personas sufre trastornos de la voz, pero la mayoría no se tratan adecuadamente, y que las profesiones de maestro de infantil y primaria, sacerdote, abogado o político son aquellas «con más riesgo para la voz».

En el caso de los profesores, denunció que la disfonía afecta al 75% de los docentes en algún momento de sus vidas y que menos de la mitad de los profesores con problemas crónicos de la voz acuden a un otorrinolaringólogo. Además, se lamentó de que, en la sociedad actual, «se nos enseña a montar en bici, pero no a hablar y nos tienen que enseñar a hablar para poder modular durante tanto tiempo».

En este punto, subrayó que «todo profesional de la voz que tenga una disfonía o trastorno que dure entre diez y quince días, tiene una visita obligada a los otorrinolaringólogos». «Todo profesional de la voz debe contar con un otorrinolaringólogo, logopeda, vocal coach porque, igual que un deportista tiene a sus rehabilitadores y fisioterapeutas, todo profesional de la voz debe tener una serie de profesionales sanitarios a su alrededor».

Casado advirtió también de la necesidad de «descansar la voz haciendo períodos de silencios de 15 a 20 minutos dos o tres veces al día, limitar en la medida de lo posible el uso del teléfono y no hablar más de cuatro horas seguidas ni cantar más de dos, algo especialmente importante en profesionales como los profesores, locutores de radio, cantantes, actores, teleoperadores».

TRABAJAR CON LA VOZ

En el acto también intervino el actor Ángel Garó, quien defendió que la voz y la garganta «son un músculo que hay que cuidar» y así se lo transmite a los alumnos de sus cursos intensivos de interpretación, a quienes insta a «hablar con la garganta». «Se puede educar la voz», añadió, para destacar la importancia de «descansar la voz» y de «distanciarse cuando nos emocionamos y se nos hace un nudo en la garganta».

Por su parte, la cantante Jana Gómez criticó que, en el teatro musical, al que se dedica, «la figura del vocal coach casi no existe» y defendió que el trato «a nivel emocional» de este profesional para con los cantantes «debe ser constructivo siempre». «Como cantante, confías en tu técnica vocal y las sensaciones internas que tú controlas en tu garganta, con independencia de la acústica del entorno, pero he hecho funciones de muchas maneras que no debería de haber hecho», admitió esta artista, que acudió por primera vez al foniatra cuando ya llevaba cinco años trabajando en musicales.

En la misma línea, el locutor de radio Juan Pablo Ordúñez ‘El Pirata’ confesó que, «desde hace algún tiempo» es «fan» de los otorrinos. «Un día me quedé sin voz y fui a urgencias del Ramón y Cajal y me encontré con un equipo de gente joven, súper profesional y, a partir de ahí, he tenido que desarrollar, necesariamente, una relación con estos profesionales». «Hay que mentalizar y sensibilizar sobre la importancia de cuidar la voz», abundó, consciente de que él es «el vivo ejemplo de lo que no tiene que ser un profesional de la voz», porque no se la cuida «en absoluto» y de que tan solo «gracias a las revisiones» mantiene la suya.

A este respecto, la cantante, actriz y coach vocal Mamen Márquez, afirmó que, «por suerte, la gente cada vez consulta más y antes, aunque todavía hay mucho estigma». «Si la gente, cuando empieza a notarse problemas de voz, supiera que con terapia vocal, yendo al logopeda, podrían arreglarse muchísimos problemas y no tener que ir a mayores, seguramente la gente lo haría», resolvió.

PANDEMIA

Finalmente, la logopeda Roxana Coll advirtió de que, con la pandemia, estos profesionales han observado un «aumento» de problemas de voz de tipo orgánico funcional sobre todo en profesionales de la voz como maestros, que están trabajando «muchas horas con mascarilla». «La mascarilla es una tapa que impide que la voz se proyecte correctamente, amortigua el sonido haciendo que la persona tenga que forzar y elevar el volumen, produciendo más probabilidades de fonotraumas y lesiones en la laringe», indicó.

En paralelo, refirió un aumento de problemas de voz en personas «no habituadas» a trabajar telemáticamente y que en la actualidad pasan «muchas horas de trabajo con teléfono o videollamadas, aumentando el esfuerzo y volumen de su voz». «O personas que, sin darse cuenta, han trabajado en casa también en una situación acústica que no era la ideal y se han visto obligadas a elevar el volumen de la voz», ejemplificó, al tiempo que también hizo hincapié en el caso de aquellas personas que han pasado la covid-19 y que tienen «secuelas de disfonías y trastornos de voz».