La ropa interior nupcial, clave del look

Organizar todo lo necesario para que la novia luzca perfecta es una tarea de titanes. Hay que tener en cuenta todo lo que llevará encima y, también, los complementos, sin olvidar el peinado, maquillaje, perfume y demás detalles.

Aunque lo que los invitados ven y esperan con ilusión es el vestido, algo tan básico como la lencería de novia es lo que de verdad saca todo el potencial al estilo y diseño que se haya elegido.

La lencería ha sido, tradicionalmente, uno de los aliados de la mujer. No solo ayuda a realzar las curvas sino que, en caso de necesitar disimular también alguna otra, lo que hace que cualquier mujer se sienta segura al vestirse con según qué escotes, cortes de vestido o incluso tejido.

Un amplio catálogo de opciones

Por suerte, hoy en día hay una oferta increíble de ropa interior de novia que sirve para cualquier tipo de vestido y corte seleccionado. Dado que actualmente los tejidos más elegidos por las novias son ligeros, el hecho de poder disfrutar de piezas que no se marquen gracias a no tener, por ejemplo, costuras, son todo un avance para permitirlo.

Y como eso, las formas de los sujetadores, diseñados para cualquier tipo de escote tanto frontal como en la espalda y que permite que la novia vista realmente como quiera sin necesidad de mostrar esta íntima prenda.

Tal como se muestra en la última colección de Hunkemöller, el límite está en la imaginación, porque hay modelos para todo tipo de cuerpo, busto o formas y, sobre todo, para cualquier tipo de vestido.

Quizás también te interese:  Muerte a filo de obsidiana

La tradición de la novia

La novia debe vestirse ese día de forma especial. Todo forma parte del propio ritual de uno de los días más especiales de la vida de una mujer. Durante muchos años, fue el sueño de millones de mujeres. Hoy, con una sociedad en pleno cambio, quien decide dar el paso lo hace por convicción e ilusión, lo que hace del día uno aún más especial.

Desde el primer momento, vestirse para la ocasión se convierte en todo un reto y sentirse bella por dentro es clave para proyectar la felicidad sin pensar en incomodidades o en contratiempos. Además, la promesa de la famosa noche de bodas es un aliciente añadido para que las novias se sientan ese día más atrevidas que nunca para sorprender a sus parejas.

Cómo elegir el conjunto que más favorece

Cada mujer conoce su cuerpo a conciencia y sabe cuál puede ser el modelo que mejor encaje con sus formas, pero cuando se trata del traje de novia, es necesario ir más allá y pensar en las partes en las que queda más ajustado o incluso dónde podría verse.

Teniendo en cuenta el vestido, la clave está en encontrar un conjunto que responda a las formas pero también a la comodidad ya que será un día intenso de emociones, bailes, abrazos y que pondrá a prueba la ropa como nunca.