El deshielo de la Antártida podría elevar el mar cinco metros

El derretimiento de la capa de hielo de la Antártida por las tendencias climáticas actuales podría producir una elevación del nivel del mar de hasta cinco metros a finales de este milenio.

Así lo predicen cinco investigadores de la Universidad de Hokkaido, la Universidad de Tokio y la Agencia Japonesa de Ciencia y Tecnología Marino-Terrestre en un estudio publicado este martes en la revista ‘Journal of Glaciology’.

Uno de los muchos efectos del calentamiento global es el aumento del nivel del mar por el derretimiento y retroceso de las capas de hielo y glaciares de la Tierra, así como de otras fuentes.

A medida que aumenta el nivel del mar, grandes áreas de tierras costeras densamente pobladas podrían volverse inhabitables sin una modificación costera extensa. Por lo tanto, es vital comprender el impacto de las diferentes vías del cambio climático futuro en los cambios en el nivel del mar causados por las capas de hielo y los glaciares.

Los investigadores exploraron la perspectiva a largo plazo para la capa de hielo antártica más allá del siglo XXI bajo condiciones de calentamiento global, suponiendo que las condiciones climáticas de finales de este siglo permanezcan constantes.

El equipo utilizó el modelo de capa de hielo Sicoloplis, que revela que la contribución de la capa de hielo antártica al aumento del nivel del mar llegaría hasta 30 centímetros en el año 2100 bajo un escenario de calentamiento continuo y entre 0 y 3 centímetros con emisiones reducidas de gases de efecto invernadero.

A partir de 2100, los investigadores asumieron que las condiciones climáticas permanecían constantes y analizaron los resultados de las simulaciones con respecto al cambio de masa total de la capa de hielo, los cambios regionales en la Antártida Occidental, la Antártida Oriental y la Península Antártica, y también los diferentes contribuyentes al cambio de masa.

Las simulaciones de pérdida de masa de la capa de hielo antártica muestran que, para el año 3000, la vía de calentamiento incesante produce un equivalente al nivel del mar de 1,5 a 5,4 metros (debido al colapso de la capa de hielo de la Antártida Occidental), mientras que para la vía de emisiones reducidas sería de 0,13 a 0,32 metros.

“Este estudio demuestra claramente que el impacto del cambio climático del siglo XXI en la capa de hielo antártica se extiende mucho más allá del siglo XXI en sí y las consecuencias más graves, la contribución de varios metros al aumento del nivel del mar, probablemente sólo se verán más adelante”, sentencia Christopher Chambers, del Instituto de Ciencia de Baja Temperatura de la Universidad de Hokkaido y autor principal del artículo.

(SERVIMEDIA)