Dos de cada tres adolescentes reconocen que el uso de Internet tiene «efectos negativos» sobre ellos

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Dos de cada tres adolescentes reconocen que el uso que hacen de Internet tiene «efectos negativos» sobre ellos.

Así lo revela una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) a 506 jóvenes de entre 16 y 17 años sobre el uso de Internet en la que también participaron 300 padres de chicos con las mismas edades y que, según la entidad, refleja «significativas diferencias» entre lo que unos declaran hacer y lo que los otros «piensan que hacen» y advierte de «crecientes problemas» relacionados con el «abuso» de la red, tal y como explicó la asociación en un comunicado.

En concreto, según la encuesta, el 22% de los jóvenes reconoció que sus notas «se han resentido» por ese tiempo de conexión y, entre los «efectos negativos» que la red tiene o ha tenido sobre ellos, mencionaron dificultades para dormir (64%), cambios en su estado de ánimo (58%), síntomas de ansiedad (47%), ataques de ira (46%), aislamiento social (37%) o ‘cyberbullying’ (13%).

Por su parte, el 71% de los padres consideró que sus hijos «pasan demasiado tiempo conectados a Internet», en concreto lo cifraron en 131 minutos al día entre semana, si bien según los adolescentes el tiempo real es de 170 minutos y de hasta 213 minutos al día durante el fin de semana.

Un tiempo que incluye actividades escolares ‘online’, plataformas de música en ‘streaming’ o la lectura de noticias, pero cuyo «principal uso» son las redes sociales, según afirmaron los propios jóvenes, cuyas redes sociales favoritas son Instagram (85%), Tiktok (81%), Twitter (39%), Discord (38%), Snapchat (28%) y BeReal, estas últimas «apenas conocidas» por los progenitores.

Quizás también te interese:  El presidente de los obispos españoles se estrena hoy en el grupo de cardenales de confianza del Papa

Con el fin de «limitar» el acceso a Internet, un 18% de los padres aseguró usar herramientas de control parental sobre los contenidos y hasta un 42% dijeron «fijar límites de tiempo» para conectarse a Internet. Sin embargo, apenas el 12% de los jóvenes reconoció la presencia de este tipo de herramientas de control y solo el 17% tiene «tiempos límite de conexión».

En paralelo, tres de cada cuatro adolescentes admitieron que en su casa «no se habla» sobre su comportamiento ‘online’, la misma proporción de padres que manifestaron que «les faltan directrices para saber cómo manejarlo».

Asimismo, un 17% de los adolescentes tienen una segunda cuenta en redes sociales a la que sus padres no tienen acceso y un 5% realizan apuestas ‘online’ sin informar a sus padres, según confesaron.

En este contexto, la OCU valoró el reciente anuncio de Tiktok para tratar de limitar a una hora el tiempo de conexión diaria, si bien estimó que la ampliación del tiempo de conexión «no debe depender del menor, sino de sus progenitores mediante la introducción de algún tipo de clave». Junto a ello, subrayó que los menores de 13 años «no deberían tener acceso alguno a las redes sociales».