Bruselas cuenta con la CNMC como vigía español de las plataformas digitales hasta que el nuevo Gobierno nombre una autoridad independiente

– Entra en vigor el nuevo reglamento de servicios digitales y España no ha nombrado la autoridad independiente que velará por su aplicación

MADRID, 28 (SERVIMEDIA)

La Comisión Europea espera que el próximo Gobierno español nombre pronto a la persona que tendrá que vigilar el cumplimiento del nuevo reglamento de servicios digitales que acaba de entrar en vigor y, entretanto, confiará esta labor a la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC), según señalaron este lunes fuentes comunitarias.

En la UE hay varios países que aún no han designado al «coordinador nacional» que en virtud de la nueva legislación debe encargarse de velar por que las plataformas de contenidos cumplen con la nueva ‘ley’ que obliga a este tipo de compañías a ser más transparentes con sus contenidos y a permitir que los usuarios elijan en función de qué criterios desean recibirlos. Entre esos países figura España, junto a otros como Irlanda, Francia o Italia, y por ello Bruselas ya se ha puesto en contacto con la CNMC para que se ocupe de ello como autoridad supervisora de lo audiovisual en España.

El reglamento entró en vigor la semana pasada para 19 grandes plataformas mundiales de contenidos y motores de búsqueda (de las que hay constancia que tienen más de 45 millones de usuarios al mes), y el 17 de febrero de 2024 lo hará para todas las compañías que suministran compañías en Internet. Para entonces, el Ejecutivo comunitario da por hecho que el Gobierno español habrá nombrado un coordinador nacional independiente, que junto a sus homólogos europeos fiscalizarán el cumplimiento del reglamento en cada Estado miembro y reportarán de ello a Bruselas.

Quizás también te interese:  La Politécnica de Madrid acoge un encuentro de 58 universidades de ciencia y tecnología de Europa

Por otro lado, las fuentes comunitarias consultadas no descartan que en los próximos meses se amplíe la lista inicial de grandes plataformas sujetas al máximo rigor de la norma, una vez que se compruebe que hay más corporaciones que tienen al menos 45 millones de usuarios mensuales y que no han contestado aún a los requerimientos de Bruselas o que dicen ahora que tienen menos.

Sobre la impugnación a los tribunales que han anunciado Amazon y Zalando, que se oponen a que les obligue a estar sujetas a esta norma, desde la Comisión se explica que en el caso de Amazon ha pedido una suspensión cautelar de la medida hasta la resolución judicial, cosa que no ha hecho Zalando.