¿Se conocen de verdad las propiedades del CBD?

El pasado 27 de junio se dio un gran paso en lo que a la legalización de esta sustancia se refiere en España. Gracias al voto a favor de 20 diputados, se propuso llevar a regulación el uso del cannabis para aliviar el dolor y los efectos secundarios que provocan algunos tratamientos específicos para patologías como el cáncer tras las sesiones de quimioterapia. De hecho, el objetivo es que se pueda usar el cannabis medicinal para la esclerosis múltiple, el dolor oncológico y la endometriosis.

Pese a todas las referencias y estudios médicos, incluidos y replicados en la Organización Mundial de la Salud, sigue siendo un tema polémico.

Sin embargo, en gran parte, tiene mucho que ver con la desinformación o falta de cultura social sobre los beneficios del producto en la población.

¿Cuáles serían esos beneficios y por qué el CBD, actualmente legal, debe ser una alternativa? Sin duda, son muchos y por ello hay una clara tendencia entre los pacientes para comprar cbd online.

En primer lugar hay que definir qué es el CBD. El cannabidiol es uno de los componentes más importantes del cannabis sativa, de donde también se extraen las semillas para beneficios terapéuticos.

En el cannabis hay presentes más de 110 cannabinoides, lo que hace de esta planta todo un reto para la comunidad científica en el uso que puede darse a nivel terapéutico, por ejemplo, con el uso de flores cbd.

Para la población todo es lo mismo, sin embargo hay que empezar a realizar una tarea didáctica en la que se les explique que el CBD, al contrario que otro de los componentes, el THC, no tiene ningún efecto psicotrópico, sino que, por el contrario, tiene una serie de beneficios contrastados para dolencias concretas.

Quizás también te interese:  La POP presenta el proyecto 'Datos POP Salud' para mejorar el conocimiento sobre la realidad de los pacientes crónicos a través del uso de los datos

¿Cuáles son?

Según ensayos clínicos avalados incluso por la OMS, el cannabidiol o CBD tiene propiedades muy interesantes para el tratamiento de dolores crónicos, fibromialgia, enfermedades autoinmunes, trastornos neurológicos o neuropsiquiátricos, inflamación intestinal o incluso las enfermedades inflamatorias crónicas de la piel, entre otros.

Es decir, el espectro de dolencias que podría mejorar es tan amplio que permite que muchos pacientes, gracias a la nueva regulación que se prevé llegará a finales de año cuando la Agencia del Medicamento dé sus directrices y permita su uso terapéutico controlado.

Actualmente, en España, sí es posible el uso del CBD en productos denominados cosméticos que se pueden comercializar de forma legal siempre que el nivel de THC esté por debajo del 0.2%.

Estos productos, además, pueden presentarse en formatos distintos. Hay quien prefiere comprar pomada frente a quien decide comprar resina cbd, pasando por aceites o incluso mascarillas.

Y todo por cinco puntos claves que han sido más que demostrados:

  1. Analgésico: su uso habitual puede aliviar el dolor crónico en patologías como la artritis reumatoide.
  2. Anticonvulsivo: ya se ha demostrado su efectividad con pacientes que padecen epilepsias refractarias y que, con otros tratamientos, no consiguen mejoría.
  3. Evita las nauseas y malestar tras tratamientos oncológicos, mejorando la condición de vida de los pacientes tras cada sesión.
  4. Ansiolítico: permite reducir la ansiedad y miedo en pacientes diagnosticados de ansiedad, depresión o estrés.
  5. Se está trabajando también su uso en pacientes con alzheimer y parkinson con resultados muy esperanzadores como neuroprotector.