Primer viaje de tren alemán a batería, que circulará a fin de año

En el transporte ferroviario en Alemania, los trenes a baterías irán sustituyendo progresivamente a los de locomotoras diésel, perjudiciales para el clima, según va mostrando de a poco la evolución del sector.

Durante un viaje de estreno de Chemnitz a Zschopau efectuado días atrás, la empresa Alstom presentó un tren de este tipo, desarrollado en una investigación en cooperación con la Universidad Técnica de Berlín.

En trayectos sin línea eléctrica aérea, este tren de pasajeros puede abastecerse de energía mediante baterías, que se cargan mediante tomacorrientes al detenerse por ejemplo en las estaciones. Una carga debe alcanzar para unos 100 kilómetros.

Junto con los trenes de hidrógeno, los trenes a batería se consideran una alternativa para los diésel en los trayectos no electrificados.

De acuerdo con la autoridad ferroviaria federal, en Alemania hasta ahora no están autorizados los trenes de pasajeros a batería para la red de vías.

Según indicó Alstom, el tren presentado en Sajonia, el “Talent 3”, recibirá en breve un permiso para el transporte público y a partir de de diciembre circulará de forma regular en trayectos en Baviera y Baden-Wurtemberg.

Los trenes a batería vincularán en Sajonia a las ciudades de Leipzig y Chemnitz a partir de 2023, a lo largo del trayecto de 80 kilómetros.

Pero, a diferencia de las calles, por las vías en Alemania ya circula desde hace tiempo de manera preferencial la energía a electricidad.

De acuerdo con cifras difundidas por el Ministerio de Transporte germano, alrededor de tres cuartas partes de los kilómetros de tren en este país se recorren de forma eléctrica.

Según precisó asimismo esta cartera, alrededor del 61 por ciento de la red de vías en Alemania se encuentra electrificada. Por el resto circulan sobre todo formaciones propulsadas a diésel, dañiño para el medio ambiente.

El reequipamiento de las líneas sería costoso, por lo que también se está trabajando en accionamientos alternativos para los ferrocarriles.

Según detalló Ulrich Zimmermann, del Instituto de Transporte Terrestre y Marítimo de la Universidad Técnica de Berlín, momentáneamente existen unos 2.800 trenes a diésel en el transporte público de pasajeros en Alemania, que deberán ser reemplazados durante los próximos años.

Fuente: dpa